EL MATERIALISMO ES NO CONTARSE CUENTOS

Louis Althusser

Apuntes para una metafísica del mojo

Apuntes para una metafísica del mojo   -I’ve got my mojo working – dijo una voz desde las sombras.   Y alguien pregunto:   -Pero ¿que es el mojo?   Lastima. La metafísica estrecha que alumbra la posibilidad de dicha pregunta anuncia ya la imposibilidad de contestarla.   El mojo no es una cosa. Un ente. El mojo es una relación de cosas. Un estado del mundo por el cual me veo afectado. Una situación en la que me encuentro (en el doble sentido de la afirmación: en el sentido en el cual yo estoy pero también en el sentido en el que me reconozco en cierto lugar o estado).   El mojo carece de predicados. No se lo conoce por lo

... continuar

Sobre la violencia

Es un fantasma, un espectro. Pero no como el de las peliculas: Poltergeist, Casper… Desde luego menos entrentenido. Es un fantasma plomizo y gris. Jodidamente aburrido. Aquello que no podemos decir, pero de lo que, bajo ninguna forma, dejamos de hablar. Un fantasma que recorre nuestras oraciones. Un centro ausente, un atractor extraño en torno al cual se ordena todo un discurso que lo habla sin decirlo. O más bien nos posee, para hablar a través nuestro… Blablabla blablabla LA VIOLENCIA blabla O que lo dice sin cesar pero a condición de no poder hablarlo. Un debate tan viejo y sin embargo tan aburrido. Sólo hace faltaque se improvise una asamblea en la calle, que se convoque una reunión, que

... continuar

El trapero y el archivista. A propósito de Walter Benjamin y Michel Foucault (2011)

Participación en el V Congreso Internacional de la Sociedad Académica de Filosofía “Razón, crisis y utopía” (La Laguna 2-4 de Febrero de 2011). Introducción ¿Ha existido alguna vez el historiador benjaminiano? La figura del historiador o el camino para una historia que Benjamin dibuja en las Tesis ¿ha tomado consistencia alguna vez? ¿ha sido emprendido en algún lugar? ¿aún de algún modo? Si alguien, alguna vez, leyendo las Tesis sobre filosofía de la historia, si hiciera esta pregunta y, queriendo contestarla, elaborase la lista de quienes pudieran cumplir los requisitos, un nombre no debería pasarsele por alto. El nombre de Michel Foucault. Walter Benjamin y Michel Foucault. El trapero y el archivista. Ambos manchados por el polvo gris que dejan sobre la ropa las cosas que,

... continuar